Renaciendo en sus brazos

Ensusbrazosrenacere

La primera vez que acepté a Jesús dentro de mí corazón, podía sentir como mi interior se estremecía al dar el primer paso y más importante de mi historia. “Mi bautismo”.

Sorprendido por el sentimiento encontrado de amor, y sabiendo que la vida me estaba ofreciendo una segunda oportunidad, de poder vivir dignamente. Mi felicidad no podía ocultarse, y podía entender que mi vida cambiaría por completo. Fue en ese momento que logre comprender el sentido de mi vida. Sin saberlo, estaba abriendo un nuevo amanecer en mi camino que oscuro se encontraba. Junto a Dios.

Aunque en el transcurso de mi camino, pequeñas grietas se encontraban haciéndome caer y sin poder reaccionar a tiempo. Una de esas grietas me hizo tropezar y caer en un profundo pozo ciego, obligando y desviándome de un camino dulce que Dios estaba formando para mí.

El lamento:

Fue en ese momento qué me di cuenta cuan perdido me encontraba, sintiéndome en un abismo sin salida. Fue en ese entonces cuando reaccioné a tiempo y decidí que ruta de mi camino volvería a tomar. Volver a emprender el camino que tanto deseaba, pero que gracias a la tormenta del mismo se me hacía difícil soportar.

¿Te sientes identificado?

Hoy es el día en que tienes que pensar; ¿En que parte del camino te encuentras? Dios pondrá sobre tus pies, su mano soberana para ir dándole forma a ese camino pecaminoso en el cual te encontrabas. Es tiempo de tomar una decisión sobre lo que tu pienses que es más importante hoy para tu vida, y como está formada tu realidad.

No debes de preocuparte si al analizar tu vida, encuentras un gran desorden. Ya que eso no será problema, porque mientras más desorden tengas en tu vida (aceptando tu realidad) más grande será el abraso que Dios tendrá para ti.

baby-20339_1280

Es el tiempo de renacer, volver a formar un nuevo camino. Y ese camino será dirigido por la mano soberana de un ser maravilloso, que nos ama y amará por siempre. Y ese amor nos convierte en nuevas personas cada día.

Como un bebe recién nacido, nos espera “Nuestro Padre Celestial” ansioso por querer abrasarnos y acobijar nuestro cuerpo en sus brazos. Dejémonos guiar por su amor y volvamos a nacer en su infinito amor.

 

Autor: Alejandro Larco

Escrito por

Soñador, que cree en la vida, y en el crecimiento personal ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s