Dios te ama ¡No lo olvides!

Creoenti
Callaré en silencio con el despertar de aquel que dio su vida por mí. El único quien me amó, me ama y amará por siempre tal cual soy. Con la esperanza de enderezar un camino turbio y redimiendo cada parapeto de mi vida.

En el creeré desde lo más profundo de mi ser, porque sin él, mi voluntad no tendría sentido y a pesar de mil elucubraciones de mi vida, cerrando mis ojos llegare a la única conclusión sensata, Dios me ama y es lo único que importa. Dios te ama y hoy es momento de disfrutarlo.

 

Autor: Alejandro Larco

 

 

Anuncios

Huracán Harvey // Reflexión

HARVETREFLEXION
#FuerzaHouston

Luego de lo que ocurrió el fin de semana pasado con el huracán Harvey, vuelvo a la escritura. Y es necesario tocar este punto y hallar una reflexión en lo profundo de este gran suceso que impacto en la ciudad de Houston.

Cuando ocurren estos acontecimientos, donde el ser humano no tiene control sobre la situación, es cuando nos damos cuenta cuán importante es ser solidario con el prójimo. Es cuando valoramos nuestras vidas, la de nuestra familia, la de nuestros vecinos, cuando perdemos la vergüenza, y sentimos la necesidad completa de hacer algo por la sociedad.

De querer salvar una vida, sin importar si esto nos lleve a correr grandes riesgos. Perdemos el prejuicio de mirar de que raza, color, religión o si habla en otro idioma. Encontramos la manera de comunicarnos, porque lo único que importa en ese momento crucial es la de dar la mano a quien la necesite.

Pero ¿porque esperar a que suceda algo para cambiar nuestra manera de actuar?

Tal vez no halla respuestas para esta pregunta. Pero así, como cada individuo que decidió salvar la vida de alguien arriesgando la suya, o decidió ser voluntario en los centros de refugios trabajando más de 12 horas por los afectados, o aquellos que decidieron compartir la poca comida que tenían para beneficiar a los más necesitados, también tenemos la potestad de elegir cambiar nuestra manera de pensar, de actuar sobre otros en momentos donde el clima se encuentre estable.

Tal vez, sin esperar a que otra persona lo haga primero, dar los buenos días y sonreír a otro ser humano pueda de apoco cambiar la historia de este mundo. Y aunque suene cliché esta palabra, no me cansare de repetirla. “En la unión del ser humano hacia él prójimo, podremos encontrar la paz”. Aquella paz que encontramos al ayudar a otro ser.

Esto fue más que un pensamiento, tenía la necesidad de reflexionar sobre lo ocurrido y compartirlo con ustedes.

 

Alejandro Larco

El camino de la vida

El camino de la vida 05.01.2016 PNGEl camino de la vida comienza a manifestarse, cuando nuestros pensamientos y nuestra imaginación se unen para intentar de una manera u otra, crear un nuevo amanecer.

El camino de la vida comienza cuando despertamos de una cruel pesadilla eterna y donde una fuerte tormenta logra despertarnos con total prudencia, haciéndonos sentir más vivos que nunca.

Por consiguiente, es el momento de levantarnos y crear nuestro futuro con la imaginación de nuestros pensamientos y con la rudeza de una tormenta.

Primer día en Nueva York + Caminando por Chinatown

RELATO-1-DIA-1.png
Manhattan, NY (Fotografía por Alejandro Larco

Los primeros pasos realizados por las calles Neoyorquinas, quedé impactado por la gran circulación de automóviles que había. Eran las 11 de la mañana, del día martes 20 de junio. Primer día de verano, y ustedes podrán imaginar a que conlleva eso. A pesar de eso, el día se mostraba alegre, fresco y radiante.

No obstante, disfrutaba el recorrido del taxi hacia nuestro primer destino que sería el hotel. Edificios muy grandes, y el resplandecer de sus calles iluminadas completamente, hacían disfrutar mi visión, pensando que sería una gran aventura descubrir lo que esta ciudad Neoyorquina podría ofrecer.

Al llegar al hotel, luego de una ducha y relajarnos con mi esposa. Decidimos ir a recorrer la ciudad y nuestra primera parada fue ir a un restaurante, necesitábamos recargar las energías del viaje.

Luego de comer, decidimos ir a Chinatown (barrio chino en inglés), vale aclarar que era la primera vez que nos adentrábamos a un subway (metro en inglés) desde que me encontraba viviendo en Estados Unidos. Dos años y medios tuvieron que pasar. La experiencia no fue grata, y está claro que en cada una de mis palabras hablaré desde mi experiencia siendo muy honesto con ustedes. La experiencia no fue agradable dentro del metro, por una simple razón. Primer día de verano, estábamos en el subterráneo, y como era una hora “pico”, había mucha gente, hasta el punto de que una vez dentro del metro, estaba totalmente completo.

RELATO-2-DIA-1
Chinatown (Fotografía por Alejandro Larco)

No obstante, al llegar a Chinatown o llámese barrio chino, nos quedamos asombrados. Sus calles con letreros realmente en chino (obviamente), pero lo que más me impacto fue que había muy pocos turistas, la mayoría eran residentes chinos y por lo tal, la lengua que predominaba en ese lugar era él mandarín y no el inglés. ¿Y porque digo esto? Porque en Buenos Aires, la ciudad donde viví por muchísimos años, también se encuentra un barrio chino, pero al recorrer ese lugar, muchos hablaban español y las personas que caminaban no eran todos chinos ¿se entiende?

Reflexión sobre Chinatown:

Comencé a experimentar la sensación de que me encontraba en China, sus tiendas de frutas desconocidas para mí, dulces, y venta de pescado a medio camino, hicieron querer recorrer cada vez más el lugar donde residen la mayoría de asiáticos en Nueva York. La unión de asiáticos en esa bella ciudad hizo comprender la importancia de permanecer juntos a pesar de la adversidad que podemos recibir. Ya que, ellos se unieron para defender sus derechos y protegerse del racismo.  Hasta el punto, de que la ciudad creciera cada vez más y ahora sea muy popular visitar en cada visita a Nueva York.

Satisfecho de mi recorrido por aquel barrio chino, llegue a la reflexión de que es necesario prestar más atención al ambiente donde nos encontramos, y que debemos dejar de quejarnos tanto por lo que no tenemos, y buscar la manera de ceder un poco nuestro deseo de ayudar, de unificar y lo más importante, progresar. Ahora, queda claro que es admirable el valor de muchos asiáticos que emigran a un continente, donde el lenguaje es totalmente diferente al de ellos, pero a pesar de eso, ellos intentan superar ese temor del idioma, e intentarlo hasta poder dominar.

es necesario prestar más atención al ambiente donde nos encontramos, y que debemos dejar de quejarnos tanto por lo que no tenemos, y buscar la manera de ceder un poco nuestro deseo de ayudar, de unificar y lo más importante, progresar.

¿Crees que podríamos aprender un poco más de ellos? No dudes en comentar este artículo, que desde mi punto de vista comparto con ustedes. Siempre con el respeto que merece cada ser humano, de este bello planeta. Y una vez más, gracias por leerme.

También pueden disfrutar de manera visual este grandioso relato, con el vídeo de abajo creado con mucho cariño para ustedes “Queridos Lectores“.

Que pasen una excelente tarde,

Autor: Alejandro Larco

 

 

Regálame otra oportunidad

Regálame otra oportunidad 08.26.2015 PNG

Cuán difícil nos resulta confiar, cuando sentimos que todo está perdido. Peor aún es cuando depositamos nuestro último aliento, en alguien que nos dio la espalda. Sigo pensando que si en algún momento de la vida, algún libro fuese publicado explicando de varias maneras cómo curar las heridas que se encuentran en lo profundo del ser, soy consciente que, ese libro valdría millones de dólares.

Este mensaje logré comprenderlo una noche, cuando me encontraba en el sofá bebiendo un Martini que no me hacía efecto. No pude evitar abrir el Whisky que mi abuelo guardaba para una ocasión especial.

Necesitaba olvidar las heridas y la soledad que siempre me acompañaba en el largo peregrinaje de mi vida. Muchas veces me esforzaba en mantener mi mente en blanco (lo único valioso que tenía en la vida).

Es tarde para lamentarse, pero… ¿Por qué no valoré ese maravilloso regalo que la vida me ofreció?

En ese momento, mi única respuesta fue… Y es que el sufrimiento durante años (al percibir que todo cambiaba), no pude valorarlo y se me escapó de las manos. Me cansé de soñar, me cansé de pensar. Mi mente y pensamientos invadieron mi vida radicalmente. Me destruyeron poco a poco, sin saber qué hacer. Creer en Dios se  ha convertido en un martirio. Creer, confiar… está lejos de mis nuevos planes. Aunque alguna vez en mi corta vida pude hacerlo.

¿Quién soy? ¿Qué es lo que quiero para mi vida? Muchas preguntas, ninguna respuesta.

Despertar de esta tormenta es lo único que deseo. Despertar y abrazar la realidad de mi vida. Enfrentar mis temores, miedos y fracasos. Estoy cansado de fracasar. ¿Cuándo se terminará todo este sufrimiento?

Solo escucha mi voz que desespera al intentar escucharte. Dame otra oportunidad ¡Quiero volver a Intentarlo!

Nota del autor: Estas palabras fueron escritas en un momento de la vida, en cual no comprendía mi existencia. Donde no podía controlar mis pensamientos y necesitaba respuestas para ubicar mis pasos en el camino que la vida misma quisiera que estuviera. Dándome cuenta, que nunca es tarde para volver a intentarlo.

#SimplementePalabras

simplementespalabras

En nuestra actualidad el comportamiento del ser humano cada vez es más inexistente y el problema no es la falta de educación. Aunque vale destacar que este último, se lleva un gran porcentaje sobre las reacciones de las personas frente a una adversidad, sin mencionar las causas a que con lleven a cometer dichos actos. Esto va más allá del pensamiento humano, es más una cuestión de actitud y de voluntad para exterminar esta escasez de solidaridad y de poder ser útil en esta vida.

Ser importante en esta vida tiene que ser un acto de humildad y de solidaridad con el prójimo. Eso hará que seas útil para la sociedad.

 

#SimplementePalabras por Alejandro Larco